jueves, 24 de octubre de 2013

Su Alteza Serenísima la Princesa Gracia de Mónaco

The Women
Grace Kelly
De estrella en Hollywood a Princesa de Monaco

Hablamos de una delicada, hermosa y elegante presencia femenina que en el cine de Hollywood de los años 50’s marco pauta; musa y actriz predilecta del director Alfred Hitchcock, Grace Kelly terminó casándose con el príncipe Rainiero de Mónaco y convirtiéndose en uno de los principales objetivos del corazón de la prensa.

 

Nació en Filadelfia el 12 de noviembre de 1929, como Grace Patricia Kelly, en el seno de una familia de origen irlandés y católica de holgada posición económica. Su padre, John Brendan Kelly era un empresario y deportista que había ganado tres medallas de oro olímpicas en remo. Su madre fue Margaret Katherine Majer, de ascendencia alemana. Sus hermanos mayores fueron Margaret Katherine y John Brendan, Jr., y su hermana pequeña Elizabeth Anne.

La gran pasión de Grace por la interpretación afloró desde niña, actuando en su infancia en diferentes producciones escolares. A pesar de que su familia se opuso a que fuese actriz, Grace quiso realizar el sueño que había tenido desde niña. Se fue a Nueva York donde trabajó como modelo al mismo tiempo que estudió interpretación en la Academia Nacional de Arte Dramático (American Academic of Dramatic Arts).

En 1949 consiguió su primer papel en Broadway, la zona de teatros más prestigiosa de Nueva York, donde interpretó la obra El padre, del dramaturgo sueco August Strindberg, junto a Raymond Massey. Seguidamente, hizo algunas apariciones en televisión, hasta que decidió trasladarse a Los Ángeles para probar fortuna en el cine.

Ya en 1951, a los 22 años, Kelly hizo su primera película, Catorce horas, actuando en un papel secundario. Su entrada en este nuevo mundo fue mucho más lenta de lo que pensó, y no fue sino hasta en 1952 que su elegancia y belleza llamaron poderosamente la atención en Hollywood, de forma que al año siguiente se le ofreció el papel principal en el western High Noon de Fred Zinnemann (conocido como Solo ante el peligro en España y A la hora señalada en Latinoamérica), junto a Gary Cooper; siendo este el film que la catapulto al reconocimiento y esta a su vez una de las máximas expresiones del tratamiento del tiempo en el cine; la película fue premiada con cuatro Oscar. Mogambo (1953), de John Ford, basada en la obra teatral de Wilson Collison, le ofreció la oportunidad de trabajar junto a Clark Gable y Ava Gardner.

En 1954, a los 25 años, ganó un Óscar a la mejor actriz principal por La angustia de vivir, donde la vemos traer a la vida a la abnegada esposa de un actor en decadencia interpretado por Bing Crosby, veinticinco años mayor que la actriz, a la que hubo que caracterizar para que pareciese más madura. Ese mismo año estrenó junto a William Holden el drama bélico Los puentes de Toko-Ri (1954), de Mark Robson.


En su corta carrera cinematográfica, Kelly fue una de las actrices favoritas de Hitchcock, con quien trabajó en tres películas, Crimen perfecto (1954) junto a Ray Milland; con quien mantuvo un breve romance, La ventana indiscreta (1954) con James Stewart, y Atrapa a un ladrón (1955); película en la cual coincidió con uno de sus mejores amigos dentro y fuera de la pantalla, Cary Grant; adaptación de la novela de David Dodge. Hitchcock aprovechó para cargar las tintas más en el aspecto romántico y en el tratamiento de la imagen que en el posible suspense.


Durante el rodaje de este último largometraje en el principado de Mónaco, el Príncipe Raniero visitó el hotel donde se alojaba la actriz y quedó prendado de ella, iniciando discretamente un cortejo mientras continuaba la labor actoral de Grace. Trabajó seguidamente protagonizando una comedia romántica con la realeza europea como protagonistas de una historia de amor en la que Alec Guinness era el pretendiente; titulada El Cisne, un anticipo de la aristocrática vida futura que le esperaba (1956).

Para entonces, el príncipe Raniero no sólo había conquistado a la bella actriz, sino que había efectuado discretas visitas a Estados Unidos, solicitando su mano.

Su última película fue Alta sociedad (1956), nuevamente con Bing Crosby, comedia musical que sería su despedida formal del cine.

Aunque mucha gente piensa que Grace Kelly conoció al príncipe Rainiero cuando rodaba "Atrapa un ladrón" y es cierto que tuvieron un encuentro en el hotel donde residían entonces, no es del todo ciento que fue allí cuando se conocieron. Grace intimó por primera vez con Rainiero en el Festival de Cannes cuando acudió al certamen francés para publicitar "La angustia de vivir".

En los años de soltería en que fue actriz, se dice que Kelly vivió varios romances, principalmente con los actores con los que había trabajado, como Clark Gable, William Holden, Bing Crosby y Cary Grant.




Princesa de Mónaco

Después se trasladó a Mónaco para casarse con Raniero el 19 de abril de 1956, quien le había manifestado, muy a pesar de Kelly, que si se convertía en princesa de Mónaco debía dejar el cine dado que era incompatible con los deberes de una futura princesa. También fue obligada a renunciar a su ciudadanía estadounidense, y el Príncipe Rainiero prohibió sus películas en el principado. El matrimonio fue considerado como la Boda del Siglo por los medios de prensa.

Su boda religiosa con el príncipe Raniero, en la que llevó un traje de novia diseñado por la americana Helen Rose, tuvo lugar en la Catedral de Mónaco el 19 de abril de 1956. A partir de entonces su vida y su trabajo estuvieron dedicados por entero a su familia y a su nuevo país.

Su figura y estilo dieron un nuevo impulso al Principado de Mónaco, el cual creció económicamente gracias al turismo y al impulso de inversionistas, atraídos por las concesiones económicas impulsadas por Raniero.

Cuando unos años después, Alfred Hitchcock requirió a su musa para protagonizar "Marnie, la ladrona", Grace se mostró muy ilusionada con el proyecto y con su vuelta al cine pero su marido, el príncipe Rainiero, que no deseaba volver a ver a su esposa junto a un galán cinematográfico en la pantalla, se mostró disconforme, lo que provocó la sustitución de Grace por Tippi Hedren.

El matrimonio tuvo tres hijos:

S.A.S. la Princesa Carolina (nacida el 23 de enero de 1957).
S.A.S. el Príncipe Alberto II (nacido el 14 de marzo de 1958).
S.A.S. la Princesa Estefanía (nacida el 1 de febrero de 1965).

Muerte

El 13 de septiembre de 1982 la princesa Gracia sufrió un accidente cuando conducía su coche por una carretera cercana a Mónaco, la misma que aparece en la película Atrapa a un ladrón, donde la Princesa y Cary Grant hacen un picnic.

El lugar exacto del accidente está en las coordenadas 43°43′41.23″N 7°23′43.43″E. Llevaba a su hija Estefanía como acompañante, quien salió ilesa y de quien se rumoreó que era la que conducía el coche en el momento del accidente. Al día siguiente, la Princesa murió sin recobrar el conocimiento en el Centro Hospitalario Princesa Gracia. Tenía 52 años.

Grace está enterrada en la Catedral de San Nicolás junto con su esposo Raniero III, quien nunca pudo superar la pérdida de su esposa.



Fuentes: WEB: Biography.com, Biografiasyvidas.com, Alohacriticon.com y
Por: LB

@AandFLifestyleL

No hay comentarios:

Publicar un comentario